El “Marte de Todi” un bronce etrusco de principios del siglo 4 A.C., representando probablemente a un guerrero Todi. Museo etrusco gregoriano

Marte

Marte incorpora la fuerza de voluntad, la resistencia, así como la libido y la agresión como un impulso para sobrevivir. En la antigüedad se lo veneraba como el Dios de la Guerra Marte / Ares, también como la Diosa Atenea. Héroes como Hércules o Sigfrido, el matador de dragones, muestran elementos marcianos. Correspondiendo a su copia celestial, muchas plantas de Marte con sus espinas, púas y pelos urticantes, son capaces de defenderse (cardo, espino blanco, ortiga). Algunas son irritantes de la piel o productoras de vesículas (heracleum, hiedra venenosa, dafne). El sabor de muchas plantas de Marte es ardiente y penetrante (rábano, ajo y astrantia); dominan los tonos rojos (arum, pimpinela, grano de café). Como las toxinas sirven también para la protección de las plantas, ellas están a menudo bajo la influencia de Marte (acónito). Antes del descubrimiento de los planetas trans –saturninos todas las plantas tóxicas estaban bajo la influencia de Marte y/o de Saturno). No todas las plantas de Marte son benéficas, y con algunas de ellas tenemos que ser muy cuidadosos al usarlas. Sin embargo, la mayoría de las plantas del Dios de la Guerra son relativamente atóxica. Sus áreas de aplicación pertenecen a las más importantes de la ciencia médica: por un lado, muchas de ellas fortalecen las defensas de la vida y la energía de la voluntad, respectivamente (endrino, eleuterococo, equinácea). Algunas plantas de Marte estimulan la actividad de la vesícula biliar (la vesícula es el órgano de la voluntad): cardo, celidonia. Por otro lado, protegen al cuerpo de los efectos de los tóxicos y los extraen del cuerpo, respectivamente. En general “el aguijón es la signatura de la desintoxicación”-por eso se aplican en las enfermedades metabólicas crónicas con agotamiento, reumatismo, gota, alergias o enfermedades de la piel. Adicionalmente, las siguientes recetas con plantas de Venus, el Sol o Mercurio, son adecuadas para la desintoxicación. Incluso hoy en día algunas plantas de Marte se usan en las puertas como amuleto mágico protector contra los hechizos, por ejemplo, el cardo plateado con su olor animal (también llamado ajonjero / carlina) y su corona de espinas, incorpora la vitalidad de Marte. Contiene agentes antibióticos (óxido de carlina) -de modo que está fundado su uso popular como amuleto protector.

Rp. Incienso del Sol

Para las predicciones (de acuerdo con “Las obras mágicas de A.V. Nettesheim” de Leonardo da Vinci), la receta contiene las dos luces -el Sol y la Luna- así como al mensajero de los dioses, Mercurio. Hierba de San Juan, artemisa, anís, valeriana, sello angular de Salomón, azafrán, hojas de laurel. Córtelas y mézclelas en partes iguales. Durante una meditación o al consultar a un oráculo, la mezcla de hierbas se coloca sobre carbón encendido.

Rp. Fortalecimiento de la Inmunidad

(Estimulante de la inmunidad y de la fuerza de voluntad; Marte, un poquito de Sol, Venus y Urano.)

Carlina acaulis

Prunus spinosa
Rosa centifolia
Urtica dioica aa 10.0
Echinacea angustifolia
Eleutherococcus aa ad 100.0.
(Mezclado por la compañía Staufen-Pharma)
MDS, 3 – 5 x día, 20 gotas

Júpiter

Planeta Júpiter fotografiado por el telescopio espacial Hubble 2009 (izquierda) y 2010 (derecha)

Júpiter incorpora el principio de la armonía y la caridad, junto con Venus y el Sol. Es el gran benefactor de la astrología. La suerte, la influencia y la riqueza se le otorgan a quien tiene una buena constelación de Júpiter en el horóscopo. La persona jupiteriana se caracteriza por su jovialidad (Jovis=Júpiter). Las plantas de Júpiter son benéficas, así como su ejemplo celestial. Junto con Venus y el Sol, el regente del Olimpo tiene bajo su influencia árboles y frutos comestibles, así como cereales. Muchos otros árboles de hoja caduca son también influenciados por Júpiter (Castaño). Esto es especialmente típico para el roble (Quercus robur) con su forma poderosa y el fuerte espíritu de Zeus y Júpiter (robur = fuerza). De hecho, el roble no sólo fortalece sino que es también un remedio importante contra el envenenamiento (capturando alcaloides y metales pesados), las inflamaciones, y las alergias cutáneas. Además, las plantas de Júpiter son especialmente adecuadas para el tratamiento de la piel y el tejido conectivo (consuelda, borraja, castaño, siempreviva, bardana).

Aguafuerte representando al dios Júpiter, por Polidoro Caldara da Caravaggio (1495-1543)

Cuando se observan las signaturas, hay un número importante de plantas con similitudes con el Sol, por ejemplo, la forma majestuosa y el sabor ligeramente amargo y picante, colores brillantes, especialmente amarillo (alcachofa, angélica y genciana amarilla). Muchas de estas plantas muestran un efecto hepático específico. Como el órgano de Júpiter, el hígado, no es solamente un órgano para el metabolismo y la desintoxicación, sino que también es responsable de nuestro temperamento, esas plantas sirven para el tratamiento de los desórdenes del hígado, y para la terapia de los trastornos emocionales (melancolía, cólera); (véase también “Parásitos del hígado” –Práctica con métodos naturales 12/1995).

Rp. Debilidad del hígado y depresión

(Júpiter con Sol, un poquito de Marte)

Agrimonia euparotia

Cichorium intybus
Cnicus benedictus
Gentiana lutea
Hypericum
Tataxacum officinale aa 10.0
Carduus marianus
Cynara scolymus aa ad 100.
MDS, 3x día 30 gotas con la comida

Saturno

Hasta el descubrimiento de los planetas trans-saturninos, Saturno era la más dudosa de las siete fuerzas cósmicas básicas. Él es el señor de las restricciones y las pruebas, pero también de la metafísica. En este sentido, corresponde al llamado que tenemos que seguir para evitar la desgracia. Sólo en el caso de que nos rehusemos a aceptar la situación, su influencia se vuelve desagradable.

Por un lado, Saturno incorpora la caída luciferina del espíritu en la materia, por otro lado se dice que es el que “trae la luz”. La correspondencia está en nuestra capacidad de reconocer cómo tenemos que superar nuestros límites materiales.

Hay numerosas plantas saturninas que por medio de sus efectos psicoactivos pueden ayudarnos a adquirir conciencia (amanita muscaria, peyote). Saturno es el “guardián del portal” hacia el mundo de la Conciencia Cósmica. Muchas de sus plantas sirven todavía a los chamanes de todo el mundo para ver la verdad oculta más allá del espacio y el tiempo. (Saturno es el guardián del tiempo; hasta la Nueva Era todas las sustancias alucinógenas están influenciadas por Saturno y/o Mercurio.)

Saturno corresponde al envejecimiento, a la muerte (del mismo modo que a la iniciación de la muerte) y a todo lo permanente; al igual que el bazo (proceso de la muerte).Los huesos, todas las enfermedades crónicas, así como toda mineralización o calcificación o las enfermedades que endurecen, están bajo la influencia de Saturno (esclerosis múltiple, esclerosis, litiasis).

Encontramos este principio mineral saturnino en plantas con elevado contenido de sílice (cola de caballo, bambú, avena, en la familia de la borraja así como en la consuelda). El sílice estimula la resistencia, estructura en caso de enfermedades inflamatorias de la piel y de las membranas mucosas, contrae y purga al tejido conectivo y mejora el metabolismo lumínico entre las células.

Además el sílice es necesario para elevar la fuerza, (tender hacia la luz): el sílice se usa para sobre todo las enfermedades espinales y óseas, así como también para padecimientos psicológicos. El sílice es un verdadero alimento para los nervios, para el agotamiento y la depresión (combinado con remedios solares).

Si tenemos en cuenta al invierno y el inframundo, Saturno está conectado con los cultos a la muerte. Las plantas de los cementerios, tales como la hiedra, el junípero, el tejo y el ciprés, son todas saturninas. Su similitud, además de la oscuridad, es que todas ellas son de hoja perenne. Este es también un signo de su naturaleza solar, porque ellas son testigos de que las puertas del inframundo nunca están completamente cerradas.

Sin embargo, el nacimiento del Sol tiene lugar en el signo de Capricornio, lo cual se celebra todavía como la Navidad; las plantas perennes que se usan como decoración navideña dan testimonio de la inmortalidad del Sol.

Como agente medicinal, las plantas perennes sin excepción se utilizan para el tratamiento de la vejez, así como del catarro crónico. Para el concentrado de raíz se aplica una situación similar, pues el polo mineral subterráneo de la planta también está sometido a Saturno.

Rp. Osteoporosis;

(Saturno y Luna, un poco de Júpiter, Sol)

Acorus calamus
Cimicifuga D2
Equisetum arvense
Inula helenium

Symphytum officinale aa 10.0
MDS, 3 x día 30 gotas
Además, para la convalecencia, calcium I y II (Weleda), una pizca por día, así como calcium phosphoricum D12, 10 gotas diarias

Más allá del umbral – Urano, Neptuno y Plutón

Pluto and Neptun – etching by Polidoro Caldara da Caravaggio (1495 – 1543)

Con Saturno dejamos las siete fuerzas cósmicas básicas y entramos “más allá del umbral” en el área de la conciencia cósmica. Con el descubrimiento de Urano, Neptuno y Plutón, comenzó un nuevo capítulo de la humanidad.

En el pasado, con siete planetas en el cielo, la gente se comunicaba con los dioses y las criaturas de la naturaleza como con sus iguales. Luego llegó la caída en el sistema del mundo del aborrecible ‚Dios Único‘. La oscura Edad Media finalizó recién ahora, en la era de los planetas nuevos, que fueron descubiertos por la gente como una manifestación de la Nueva Era. Por medio de los planetas nuevos, existe la posibilidad de volver a tener conexión con lo sobrenatural. Con esto entramos en la era de la luz y la misericordia. Sin embargo, cada uno tiene que decidir por sí mismo qué sendero ha de seguir.” (A. Crowley)

Aunque los planetas nuevos están considerados como “colectivamente efectivos”, durante estos tiempos cada uno está llamado a encontrar su verdadero y único sendero, al margen de todas las instituciones y sistemas de creencia. El efecto de esas fuerzas es la disolución de las costras de las estructuras sociales.

Las fuerzas astrales, la espontaneidad (Urano), la mística (Neptuno) y el acceso a las raíces arcaicas de la conciencia, determinan el espíritu de los tiempos. El incremento de las enfermedades cardíacas, virales, alergias, cánceres, desórdenes nerviosos, psicosis y drogadependencia– todas ellas se deben al efecto de estos planetas que muestran cuán difícil es este sendero para la humanidad. Estos padecimientos son una expresión del conflicto del individuo para desprenderse de todas las pieles viejas. Si observamos las plantas de estos planetas, ellas muestran ciertas similitudes. El lugar de crecimiento es a menudo geopático (venas de agua, fallas rocosas), forman toxinas (plantas tóxicas), tienen formas bizarras de crecimiento que nos recuerdan a los espíritus de la naturaleza. Los planetas nuevos incorporan al “otro mundo”.

Plutón, fotografiado por la sonda espacial Nuevo Horizonte en Julio 27 de 2015, a las 2 am.

Las plantas de Urano muestran muchas similitudes con Mercurio (Octava). Generalmente son adecuadas para aumentar el potencial de la conciencia (Canalizaciones: aquilegia, plantas siempre verdes, viborera, Salvia divinorum). Otras muestran sus efectos medicinales cuando sufrirnos influencias repentinas o radiaciones (eupatorio, árnica, artemisa, eleuterococo).

Las plantas de Neptuno tienen un efecto narcótico y paralizante; sin embargo en preparación homeopática muestran un efecto estimulante y armonizador (amapola de opio, beleño, Nuphar luteum). Algunas son rápidamente adictivas y llevan a la locura cuando se usan mal (amapola de opio, amapola de heroína, brugmansia). Algunas plantas de Urano y Neptuno son cancerosas en las dosis adecuadas (eleuterococo y muérdago).

Planet Uranus

Planeta Urano

Plutón incorpora el “otro” mundo de una forma muy impresionante. Como Señor del inframundo (= tierra) sus plantas generalmente son oscuras. Algunas plantas de Plutón tales como el Árbol de la Vida o el ciprés son las plantas de cementerio favoritas. Si se dan en la dosificación correcta, son los mejores remedios estimulantes de la inmunidad y prolongadores de la vida.

El tejo muestra a Plutón una forma particularmente pura. Los druidas se reunían bajo el árbol de tejo para los concilios, y en los cultos mortuorios de los galos; estaba considerado como una ofrenda y símbolo de la vida eterna. Tal vez haya sido el árbol del mundo, que se dice que ha sido siempre verde (perenne).

El beleño también muestra fuerzas plutonianas. Hércules lo trajo del inframundo a la luz del día, y en el culto del oráculo de mucha gente desempeñaba un importante rol porque abría los ojos a un mundo más allá de la imaginación.

Si se observa la lista de plantas de los tres planetas, se advierte que muchas de ellas solamente están disponibles en prescripciones, o que su uso está prohibido por su actividad narcótica. Esto no es necesariamente de beneficio para la humanidad sino más bien es una indicación de lo mucho que nuestra vida se ha alejado de la espiritualidad. El futuro mostrará si estamos preparados para volver a darles a las “plantas de los dioses” un lugar firme en nuestra cultura. Tal vez podamos hacer un mejor uso del potencial transcendental de los nuevos planetas para el desarrollo de nuestra conciencia.

Referencias:

Una contribución de Astrology and Phytotherapy de Olaf Rippe con el amable permiso del “Praxis of Naturopathy”

Barerstr. 48
D-80799 Munich
0049/89/2725902
www.natura-naturans.de
www.olaf-rippe.de info@olaf-rippe.de